Un ejercicio no masónico y sí socialista sobre el número tres (1911)

Historia

El número tres tiene muchas connotaciones masónicas, pero en este caso hemos encontrado un ejercicio sobre dicho número desde el movimiento obrero, de la mano de Francisco Diego en el número del 5 de febrero de 1911 de Vida Socialista. No nos hemos resistido a recuperarlo en Historalia. En todo caso, no deja de ser curioso que el texto comience diciendo que el número tres es simbólico.

 

No está muy claro que Francisco Diego fue, si el militante de la UGT de Castellón que en 1905 estuvo en el VII Congreso de la UGT, o un militante socialista madrileño.

“El número tres

Es simbólico.

El proletariado militante ha sintetizado sus aspiraciones en los tres ochos, dividiendo el día en tres partes.

La Revolución francesa escribió en su bandera tricolor tres lemas: libertad, igualdad y fraternidad, de los cuales no ha cumplido ninguno; vayase ésto por aquéllo.

La religión india tiene su Trimurti, y la católica su Trinidad, detalle que, unido á otros, prueba, según sesudos críticos, que la segunda se deriva de la primera.

Los malos pagadores liquidan sus cuentas en tres plazos: tarde, mal y nunca.

Las virtudes teologales son tres, según nos enseña el padre Astete: fe, esperanza y caridad; y tres los enemigos del alma, según averiguó el mismo padre, que, por lo visto, no tenía cosa de más substancia en qué ocuparse: mundo, demonio y carne.

Los enemigos del pueblo son también tres: clero, ejército y magistratura.

Y tres también son las condiciones que el proletario necesita reunir para llegar á la meta de sus aspiraciones: instrucción, constancia y disciplina.

Y basta de treses.”

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido