Jacinto Benavente y la concepción sentimental del socialismo (1915)

Historia

En este apunte queremos acercarnos a la visión que Jacinto Benavente desarrolló sobre el socialismo en el otoño de 1915 a través de la revista Acción Socialista. Desde el punto de vista ideológico Benavente fue, cuando menos, complejo. En todo caso, el literato colaboró de forma relativamente periódica en publicaciones socialistas españolas.

 

El dramaturgo afirmaba que el socialismo tenía todas sus simpatías, y que el mismo terminaría por triunfar. Pero dicho triunfo no vendría, siempre según su opinión, por una revolución, ni con fusiles ni con leyes, como “no podía imponerse el sentimiento religioso”. Para Benavente el triunfo del socialismo llegaría por una combinación de un método progresivo, por “natural aspiración” y por conveniencia.

Por otro lado, consideraba que aunque el socialismo siempre trataba de cuestiones materiales, una crítica que, como hemos comprobado por nuestra parte, fue muy común, la economía tenía su “parte espiritual”. En ese sentido, pensaba que el trabajo, por muy material que fuera, tenía esa dimensión. El trabajador ponía en el mismo “un aliento de espíritu”. Detrás de todo trabajo había sentimientos. Y esa especie de “amor” era la esencia misma del socialismo. Pero también quería dejar claro que no estaba hablando del socialismo cristiano, sino del socialismo, en general. Podemos leer el artículo en el número del 3 de octubre de 1915 de Acción Socialista.

Este sitio utiliza cookies. Al seguir navegando entiendo que aceptas mi política de cookies.
Más información Entendido